En el dibujo de mediados del siglo XVIII (que se realizó para ubicar unas huertas cuyas lindes estaban en pleito) se puede ver este molino con sus dos salidas de agua (socaz) con restos del rodezno (en el dibujo, a la izquierda).

Este molino surge a mediados del siglo XVII (propiedad de las monjas Clarisas) y está en el origen de la localidad de Almedinilla, siendo el antecedente de los molinos harineros y de aceite de mediados del siglo XIX en este mismo lugar (también el de Fuenteribera y los de río arriba), un patrimonio industrial en relación al Caicena de lo más interesante.

El molino de Las Clarisas ha llegado hasta nosotros (modificado con los años) en un estado de abandono importante (al igual que el entorno que lo enmarca: las regüertillas, molino de aceite de Abril, plaza…y la fábrica de harina ya irrecuperable) aunque aún conserva la Torre o Cubo (foto 1) y las dos salidas del agua, socaz (foto2).

Sería menester intentar su limpieza y recuperación, empezando por la eliminación del higuerón y la cubierta vegetal que está deteriorando la Torre (foto 3), así como la entrada de agua a la Torre (foto 4) y las salidas o socaz.
Deja una Respuesta