Estos trabajos se han realizado dentro de la CONVOCATORIA DE SUBVENCIONES PARA LA PROTECCIÓN Y CONSERVACIÓN DE BIENES INMUEBLES DEL PATRIMONIO HISTÓRICO-ARTÍSTICO A DESARROLLAR POR LOS AYUNTAMIENTOS DE LA PROVINCIA DE CÓRDOBA PARA EL EJERCICIO 2017 DE LA DIPUTACIÓN DE CÓRDOBA (Núm. 991/2017 del BPO nº 55 del 22 de marzo de 2017).

El proyecto: AMPLIACIÓN DE LA CUBRICIÓN EN LA VILLA ROMANA DEL RUEDO, REST. Y CONSOLID. DE MUROS Y PAVIMENTOS presentado por el Ayuntamiento de Almedinilla (a través del Ecomuseo del río Caicena-Museo Histórico de Almedinilla) fue aprobado en Resolución del día 10 de octubre con número de expediente: 2017CUCC17-001.0013 con una subvención de 36.959,50 € (de un total de 48.630,92 €).

Los trabajos, supervisados por la dirección del Museo Histórico de Almedinilla, han estado dirigidos por el restaurador Gonzalo Casas, apoyado por Emilio Ruíz y Antonio Sánchez.

Los trabajos  contemplan la cubrición de parte de los restos arqueológicos y los trabajos de restauración y consolidación que aquí presentamos.

Se han restaurado y consolidado muros y pavimentos de la zona que quedará cubierta: Sala Patio Entrada, Entrada original y las dos estancias de uso doméstico; así como las que quedarían en el exterior a la zona cubierta (pero en el mismo espacio de intervención): Alberca-Horno y Alberca grande.

 ALBERCA-HORNO 

Espacio con muros de mampostería y opus caementicium revestidos de opus signium  localizado en la zona más al Sur de la villa,  en muy mal estado, llegando a peligrar su integridad si no se actuaba de inmediato. Se interpreta como alberca por su enlucido hidrófugo, si bien en una fase posterior fue dividido su espacio interior por un gran muro de mampostería que tal vez delimitaba un espacio de uso agropecuario. Queda fuera de la zona cubierta que se propuso y de ahí la necesidad de una actuación más detallada en su consolidación.

Se apreciaba en su deterioro:

*Grietas y fisuras localizadas en los bordes superiores e inferiores.

*Abolsamientos.

*Zonas a punto de desprenderse.

*Desprendimientos.

*Descohesión entre los materiales que lo componen, provocando esa percepción al espectador de disgregación e incluso pulverización, etc.

*Faltas de forma generalizada: grandes lagunas tanto en el enlucido como en el pavimento.

*Ausencia de opus signinum y caementicium facilitando la filtración de humedad hacia el interior, con lo que hace que estos sean más vulnerables.

*Mala adherencia.

*Descamación y pulverización de los morteros.

*Aparición de microorganismos.

*Asentamiento de vegetación (restos de raíces, etc.).

*Concreciones de sales solubles e insolubles.

*Microorganismos.

*Escorrentías, etc.

*Gran cantidad de suciedad.

Los objetivos principales fueron:

*Conservar y preservar parte de los elementos originales aparecidos consolidándolos y restaurándolos in situ.

*Restaurar total o parcialmente determinados restos arqueológicos para facilitar y mejorar su comprensión.

1.Se realizó una limpieza superficial en las zonas donde no había peligro de desprendimiento con medios mecánicos en seco: cepillos suaves de cerda, brochas, bisturí, etc. sobre todo en la coronación de las paredes y oquedades.

2.Dado el mal estado en el que se encontraba el conjunto, sobre todo destacar las paredes; se consolidaron, fijando puntualmente las zonas disgregadas mediante impregnación e incluso inyección, repitiendo las operaciones hasta saturar las superficies a tratar, debido a su emplazamiento. Se realizó una consolidación integral tanto de los muros como el pavimento haciendo penetrar el material en profundidad hasta su saturación mejorando con ello su cohesión, características mecánicas, estructura interna, restableciendo la cohesión entre las partículas de material desintegrado y la adhesión de las diversas capas entre sí y el apoyo estructural, aplicando materiales que al penetrar hasta el nivel adecuado, mejorarán las características mecánicas de dichos materiales, restableciendo su cohesión.

Se utilizó un consolidante organosilíceo como el silicato de etilo + White Spirit en las zonas desprovistas de humedad, aplicando anteriormente como vehículo conductor acetona, pulverizado o con brocha (tamponando) dando muy buen resultado en este tipo de morteros. En las zonas donde existía humedad, el consolidante fue silicato de litio + agua desmineralizada en las proporciones a convenir (a un 5% o 10%).

3.Realizada la primera limpieza y consolidación se prealizó una limpieza más exhaustiva, ya que al haberse encontrado desprovista y en contacto con el medio ambiente tiene restos como: polvo, depósitos, hongos (musgo) e incluso manifestaciones de sales (sustancias ajenas a su composición original), alterando todo ello la coloración, acabado superficial, etc. que han ido produciendo un oscurecimiento de los distintos materiales llegando a mermar la legibilidad de la obra.

Las sales, tanto solubles como insolubles, fueron eliminadas, puesto que la cristalización  de éstas (tanto en superficie como en profundidad) constituye la principal amenaza para este tipo de obras. Los nitratos, sulfatos de sodio, potasio, magnesio y calcio,  mediante acción química, taponando la superficie con pasta de celulosa + carbonato de amonio + agua destilada, extrayendo éstas hasta que queden depositadas sobre la superficie de la pasta. Las eflorescencias salinas en forma de polvo blanquecino o filamentos como el cloruro de sodio, se retiraron por acción mecánica con brocha, bisturí ayudado de lápices de fibra de vidrio.

Para la eliminación de excrementos de aves se aplicaron compresas de pasta de pulpa de papel saturada en agua desmineralizada ligeramente amoniacada y tricloroetileno, retirando (al igual que la papeta) la pasta de papel y neutralizando con agua destilada o bien: pasta de papel saturada con una disolución de carbonato de amonio en agua desmineralizada. Ayudados de medios mecánicos como: bisturíes, cepillos de alambre, etc., siempre teniendo la precaución de no dañar el material, ni alterar su condición.

4.Aplicación de un bactericida en agua desmineralizada como protección preventiva o la aplicación con pincel o pulverizado de cloruro de benzalconio + agua destilada o etanol y herbicida (con brocha o pulverizado) en donde había presencia de microorganismos o no para evitar su proliferación, dejándolo actuar unos tres días y retirarlo después mediante un cepillado.

5.Concluidas estas fases, se procedió con el sellado de bordes y oquedades tanto en las paredes y suelo con un mortero de cal y arena a bajo nivel (las oquedades).

6.Una vez sellados los bordes del pavimento, se colocó un geotextil en la zona inferior del suelo y a continuación se rellenó con chino o grava hasta entregarse en los restos de pavimento sellados anteriormente.

7.Terminando con la protección del conjunto con un hidrofugante con siloxano para impedir la penetración de la humedad y protegerla contra ella

.

 

SALA PATIO DE ENTRADA

Espacio alargado con muros de mampostería que se apoyan, o arrancan, en el rebaje natural de la roca de travertino (dándole al espacio un carácter semirupestre). Localizado en la zona Sur de la villa (limitando con la Alberca) conserva un enlosado de ladrillos macizos cocidos que, aunque fue consolidado en la última intervención, se encuentra en mal estado por estar este espacio a la intemperie. Se interpreta como patio secundario (o de servicio) que estaría a cielo abierto. Aunque quedaría bajo la cubierta propuesta se precisa de una actuación de consolidación básica. Se apreciaba en su deterioro:

*Los ladrillos en general, se encontraban en muy mal estado, por numerosos factores, destacando la influencia que ejerce la humedad sobre los mismos, disgregándolos y descohesionándolos.

*Condensación de humedad a distintas profundidades.

*Lesiones producidas a causa de la humedad y sequedad junto con las altas temperaturas.

*Disgregación.

*Rupturas en las piezas realizadas en ladrillo provocando fracturación, fisuración y fragmentación del material.

*Grietas localizadas en distintas zonas.

*Descamación y pulverización.

*Sales solubles o insolubles.

*Microorganismos.

*Exfoliación, dando lugar a la formación de capas delgadas.

*Pérdida de soporte y mortero que los une.

*Separación de placas.

*Asentamiento de vegetación.

*Líquenes.

*Depósitos en superficie.

Los objetivos principales fueron:

*Conservar y preservar parte de los elementos originales aparecidos consolidándolos y restaurándolos in situ.

*Restaurar total o parcialmente determinados restos arqueológicos para facilitar y mejorar su comprensión.

1.En primer lugar, se realizó una limpieza superficial, retirando polvo, depósitos, etc. con medios mecánicos como: brochas, cepillos y bisturí, etc.

2.Una vez retirada la suciedad superficial, se procedió con la limpieza propiamente dicha, respetando la superficie original. Siendo ésta una operación delicada e irreversible, ya que se puede modificar la estructura superficial y producir daños irreparables. De ahí la importancia del conocimiento del material y su ejecución, tomando precauciones, con el fin de que el resultado sea el más óptimo. Controlando el proceso de limpieza en todas sus fases, de manera gradual y selectiva, eliminando exactamente lo que deseamos, es decir las distintas suciedades existentes.

Retirada de manifestaciones de sales tanto solubles como insolubles, ya que éstas pueden provocar daños graves en este tipo de soporte. Los carbonatos se eliminaron mediante lavados de agua destilada o compresas empapadas en esta misma agua, dejando actuar y extrayéndolas hasta que queden depositadas en la superficie de la misma. Las eflorescencias en forma de velo o polvo blanquecino se retiraron por acción mecánica con brocha ayudada de bisturí y lápices de fibra de vidrio. Los sulfatos, nitratos, etc. se eliminarán mediante acción química, taponando la superficie con pasta de celulosa + carbonato de amonio + agua destilada, hasta que queden depositadas sobre la superficie.

Además de las sales, nos encontramos con organismos que intervienen en el biodeterioro sobre este tipo de materiales como es el caso del ladrillo:

  1. Microflora autótrofa: líquenes.
  2. Microflora heterótrofa: hongos.
  3. Macroflora autótrofa: plantas superiores.

En el caso de los líquenes son organismos capaces de ser activos con distintas concentraciones de agua y como sería el caso; en ambientes extremos. Son asociaciones entre hongos y algas. Los talos superficiales contienen al alga, pero las hifas del hongo pueden penetrar profundamente en la piedra manifestándose de color verdoso y amarillento. Tanto los líquenes como el musgo, se eliminará con la aplicación de un biocida TX 174 + Etanol al 2:98 con brocha dejándolo actuar y retirándolo posteriormente con espátula y otros instrumentos de plástico o de madera  e incluso con un cepillado.

Posteriormente se le aplicó cloruro de benzalconio + agua destilada o etanol pulverizado en presencia de microorganismos dejándolo actuar unos dos o tres días y más tarde se eliminará con un cepillado de la superficie. Y de manera preventiva se pulverizará un bactericida como  el desogen + agua desmineralizada. Realizado esto, se aplicará un herbicida (el mismo que se utilizará en todo el conjunto).

2.Una vez limpia la superficie se consolidó en primer lugar de manera puntual e integral por impregnación hasta saturar la superficie de manera gradual, con el fin de consolidar del núcleo hacia la superficie. Para ello, se utilizará silicato de etilo + White Spirit o silicato de litio + agua desmineralizada, dependiendo las condiciones ambientales.

3.Los restos de pavimento que se conservan, se les aplicó un hidrofugante con siloxano para impedir la penetración del agua.

4.Debido a que estamos ante una estancia donde se hace visible la falta de material, la reintegración vino dada por la aplicación de un mortero a bajo nivel y coloración, marcando en él con incisiones las líneas de los ladrillos con el fin de facilitar su lectura.

Igualmente, y siguiendo el mismo procedimiento, se consolidaron y reintegraron diferentes muros de la pars urbana de la villa romana que estabán muy arrasados.

 

 

 

 

Deja una Respuesta